Los animales de compañía y su papel en el bienestar emocional

La adaptación a la nueva normalidad con nuestros animales de compañía

¿Recuerdan nuestra vida antes de la pandemia por COVID-19?

Previo al problema de salud mundial nuestra rutina implicaba traslados en calles, avenidas y espacios públicos sin mayor preocupación. Durante el recorrido diario no era necesario pensar en que las personas que pasaban cerca nos representarían algún riesgo para nuestra salud física o emocional.

Todo cambió en el mes de marzo del 2019 pues las preocupaciones por la nueva enfermedad se intensificaban, sobre todo a finales de año y principios del 2020. Muchos de nuestros amigos y conocidos enfermaron; por desgracia algunos fallecieron.

Pero en casa, ¿cómo iban las cosas? Para nuestros pequeños era la locura pues ya nos veían todo el día y podíamos dedicarles mucho más tiempo que antes.

Aunque los paseos cambiaron un poco pues se veía poco movimiento en las calles. Si nos encontrábamos vecinos o conocidos no sentíamos la tranquilidad para saludarnos y platicar como lo hacíamos antes.

Para muchos de nosotros la compañía de nuestros perros y gatos nos ayudó a mantenernos mentalmente y emocionalmente equilibrados, jugando con ellos y recibiendo su cariño incondicional.

En FPCPAC nos sentimos muy contentos de que muchos de nuestros pequeños rescatado encontraron un hogar durante todo este tiempo de confinamiento y al vuelta a la rutina en la «nueva normalidad». Los adoptantes nos decían que querían aprovechar el tiempo que permanecían en casa para educar y jugar con los nuevos integrantes de la familia.

Se comenzó a observar un fenómeno interesante durante la transición entre el confinamiento y la vuelta paulatina a la cotidianidad en las calles: las personas paseantes en compañía de sus perros, confiaban en saludar a la distancia a las otras personas que también venían con sus cuadrúpedos. De alguna manera los perros que ocupaban el espacio entre las personas permitían la perfecta distancia sin necesidad de preocuparse, pues la charla espontánea que se daba a veces entre desconocidos se volvía amena mientras se daba el intercambio de temas relacionada con nuestros mejores amigos.

En el mes de mayo del 2019 nos dimos a la tarea de averiguar un poco sobre el fenómeno psicológico que implicaba la compañía de nuestros animales domésticos durante el confinamiento. Accede a aquí para conocer la publicación.

Creemos muy importante ir trabajando paulatinamente la salud emocional de nuestros mejores amigos caninos para evitar un problema de ansiedad por separación. Pronto estaremos compartiendo algunas recomendaciones para atender este tipo de situaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *