Los animales de compañía y su papel en nuestro bienestar social

La adaptación a la nueva normalidad con nuestros animales de compañía

¿Recuerdan cómo era la normalidad cuando caminábamos por las calles antes de la contingencia por COVID-19? En nuestro caso era muy curioso que al transitar solos normalmente nos ignorábamos por completo, eso era lo normal.

Que se detuviera una persona de edad avanzada para preguntarnos algo personal… no muy común; que un niño nos saludara y nos preguntara por nuestro nombre… muy raro; que un adulto desconocido al saludarnos nos contara algo relacionado con su vida personal o familiar… difícil. ¿Pero qué tal cuando íbamos con nuestro amigo cuadrúpedo?

Los animales de compañía facilitan las socialización entre personas. Despiertan el interés por ellos y generan intercambios espontáneos muy agradables.

Toma en cuenta que progresivamente comenzaremos a transitar por las calles adoptando medidas de seguridad que nos protegen de los contagios por COVID-19. Nuestros compañeros de paseo pueden ayudarnos a sentir confianza en la calle y con “Susana distancia” recuperar los lazos sociales que se han visto afectados por la contingencia que hoy todavía nos mantiene en casa la mayor parte del tiempo.

10 recomendaciones para un paseo seguro y divertido:

  1. Usa cubrebocas colocado correctamente en tu rostro y evita manipularlo durante tu paseo.
  2. Lleva contigo bolsas para recoger las heces de tu pequeño.
  3. Aprovecha cuando otros transeúntes sonrían a tu perro y saluda con tu palma extendida (saludo de apache).
  4. Comenta que están cuidando de la salud de todos y que por ahora no pueden acariciarlo, pero que sí pueden hablarle.
  5. Mantengan la sana distancia todo el tiempo.
  6. Al llegar a casa procuren pasar por un tapete sanitizante con una solución jabonosa, de preferencia con detergente y si puedes cambia tus zapatos ahí mismo.
  7. Lleva a tu pequeño a un área donde puedas limpiar minuciosamente sus cojinetes con una toalla con solución jabonosa y después con otro trapo retira los restos de jabón y seca.
  8. Nunca utilices sustancias que pueden ser tóxicas para tus pequeños como el cloro o el alcohol.
  9. Aprovecha para darle su sesión diaria de cepillado con tu cubrebocas puesto y deposita el pelo en una bolsa de plástico.
  10. Aunque no lo creas toda oportunidad que él tiene de pasar momentos contigo los valora muchísimo, disfruten de su compañía.

Te recomendamos un artículo que publicamos el pasado 4 de mayo en el Blog del Colegio Internacional de Educación Superior en donde explicamos un poco de cómo es que estos pequeños amigos fueron introducidos a los ambientes terapéuticos gracias a sus cualidades naturales que los hacen tan especiales en nuestras vidas. Para acceder al trabajo mencionado da click aquí.

Apóyanos

Cualquier cantidad nos permite seguir cambiando vidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: